iymagazine.es
Los avances tecnológicos y la medicina estética
Ampliar

Los avances tecnológicos y la medicina estética

viernes 26 de marzo de 2021, 13:36h
La investigación y el desarrollo tecnológico han aportado grandes novedades al terreno de la medicina estética. Con las técnicas actuales, los procedimientos son cada vez menos invasivos, lo que proporciona a los clientes un plus seguridad. Liftings, liposucciones, tratamientos contra la hipersudoración… todos estos procesos, que antes requerían el paso por quirófano, se pueden realizar ahora de manera ambulatoria gracias a los avances en tecnología. Es un paso adelante muy significativo, que está proporcionando bienestar y confianza a una parte importante de la población.

Los centros de medicina estética con más larga trayectoria, como la Clínica Dexeus, han realizado una importante inversión para integrar mejoras tecnológicas y encarar los nuevos retos de futuro. Y, ¿en qué consisten esos avances?, ¿qué nuevas metodologías se están aplicando actualmente para corregir problemas estéticos?

Liftings sin cirugía

Hasta hace unos años, los estiramientos de piel para eliminar arrugas faciales se realizaban exclusivamente con procedimientos quirúrgicos. Los cirujanos llevaban a cabo incisiones en el cuero cabelludo y detrás de las orejas y tensaban la musculatura facial retirando el tejido sobrante. Los pacientes salían de quirófano con apósitos y sistemas de drenaje y la hinchazón del rostro se prolongaba durante algunas semanas.

Con las nuevas técnicas médicas, es posible eliminar arrugas con tratamientos a base de ácido hialurónico para la cara, sin necesidad de cirugía. Otra alternativa novedosa son los hilos tensores, también llamados hilos japoneses. Se trata de hilos reabsorbibles que se aplican a nivel subdérmico en cara o cuello y que devuelven a la piel su aspecto y su estructura juvenil. No hay cortes ni ningún tipo de sutura y la posible hinchazón posterior de la zona apenas dura unas horas.

Liposucciones sin quirófano

Al igual que los liftings, también las liposucciones pueden realizarse ahora sin necesidad de acudir a la cirugía. Los tratamientos quirúrgicos para eliminar la grasa acumulada tienen muchas veces un postoperatorio doloroso, sobre todo en la zona de los muslos, por eso se han desarrollado técnicas alternativas basadas en ultrasonidos, que permiten reducir los acúmulos de grasa.

Una de esas técnicas es la denominada cavitación. Mediante la emisión de ultrasonidos de baja frecuencia, se rompe la membrana de los adipocitos y se dirigen después al circuito linfático para su eliminación. Otra opción es la carboxiterapia, basada en el uso de CO2 para destruir las células grasas y también existe la hidrolipoclasia, que combina la aplicación las infiltraciones de sueros fisiológicos con la administración de ultrasonidos.

Nuevas soluciones contra la hiperhidrosis o hipersudoración

Los problemas de exceso de sudoración en las plantas de las manos, pies y axilas se realizaban habitualmente con un tratamiento quirúrgico llamado simpatectomía torácica, consistente en seccionar la cadena nerviosa responsable de la hiperhidrosis. Hoy, existen opciones en medicina estética mucho menos invasivas, basadas en las propiedades de la toxina botulítica.

Las infiltraciones de Botox en determinadas terminaciones nerviosas son capaces de interrumpir el exceso de actividad de las glándulas sudoríparas. El tratamiento se realiza de forma ambulatoria y los efectos se pueden prolongar entre 4 meses y un año, dependiendo de la zona tratada.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios