iymagazine.es


    14 de diciembre de 2019

dieta equilibrada

Un patrón dietético rico en frutas y vegetales como la dieta Mediterránea previene el natural acortamiento de unas secuencias de ADN llamadas telómeros, que se produce por el envejecimiento

El consumo de frutos secos se ha limitado, durante muchos años, debido a su alta densidad energética. Sin embargo, en las últimas décadas, resultados de importantes estudios de intervención nutricional han sugerido que, pese a su alto contenido en grasas, los frutos secos no afectan de forma negativa al peso corporal e, incluso, pueden tener efectos beneficiosos sobre distintos factores de riesgo cardiovascular como la resistencia a la insulina, la inflamación, la presión arterial o el perfil lipídico.

La osteoporosis también se puede prevenir desde la juventud con una actividad física moderada intensa y una dieta rica en calcio y vitamina D. Según una investigación de la UPV/EHU, ambos factores contribuyen a mejorar la mineralización de los huesos, y, en consecuencia, se pueden diseñar programas para prevenir y ralentizar la osteopenia y la osteoporosis desde una edad temprana. El artículo ha sido publicado en la revista Nutrients.

La Facultad de Farmacia y Nutrición de la Universidad de Navarra -a través de la iniciativa “Por una comida sana, tú decides” y del Proyecto CET- ha impulsado el primer curso “Hoy cocino yo”, dirigido a estudiantes (especialmente a aquellos que viven en pisos) a quienes se ofrecen pautas para una alimentación saludable.

  • 1