iymagazine.es


    26 de octubre de 2021

KASPERSKY

Los alumnos de la Universidad Politécnica de Madrid, Esperanza Zamora y Lucas María-Tomé, se han alzado con el primer premio de la fase local de Secur’IT Cup 2019 celebrada en Madrid. Esta competición tiene como objetivo que estudiantes de 18 a 26 años trabajen en el desarrollo de nuevas ideas sobre ciberseguridad que ayuden a crear un futuro más seguro.

Las contraseñas son una forma muy extendida de autenticación para las cuentas online, pero crear contraseñas que sean seguras y fáciles de recordar no es algo sencillo. Además, esta tarea se complica a medida que los usuarios usan más y más cuentas online.

Kaspersky Lab, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad de Alicante, anuncia la primera edición de los premios “Secur’IT Cup Iberia Edition” que reconoce el trabajo de jóvenes investigadores y estudiantes en temas relacionados con la ciberdefensa y la ciberseguridad.

Como parte de la Iniciativa Global de Transparencia, Kaspersky Lab está ampliando su exitoso programa de “bug bounty” (caza de errores) incluyendo recompensas de hasta 100.000 dólares por el descubrimiento y la divulgación responsable de vulnerabilidades severas en algunos de sus productos líderes.

Según el estudio realizado por Kaspersky Lab, cerca de la mitad (55%) de los españoles con acceso a internet juegan regularmente online, una cifra que sube al 66% en edades comprendidas entre los 25 y 34 años y al 69% entre 16 y 24 años. De aquellas personas en nuestro país que han sufrido algún tipo de ciberataque contra cualquier tipo de cuenta online, el 18% reconoció que sus cuentas de juegos se vieron afectadas, cifra que se eleva hasta el 23% en el caso de los hombres. Solo un 7% de los españoles seleccionó su cuenta de juego como una a las que asignar una contraseña fuerte. La industria del juego online es muy atractiva para los ciberdelincuentes, donde las cuentas hackeadas se pueden vender fácilmente en el mercado negro.

De las 62 nuevas familias de ransomware descubiertas en 2016 por los analistas de Kaspersky Lab, al menos 47 fueron desarrolladas por cibercriminales de habla rusa. En 2016 más de 1.445.000 usuarios, incluidas empresas, de todo el mundo fueron víctimas de este tipo de malware de origen ruso . El incremento de ransomware de estos últimos años es resultado de un ecosistema clandestino flexible y atractivo, que permite a los cibercriminales lanzar campañas sin necesidad de grandes conocimientos informáticos ni recursos financieros

Meitu, la aplicación móvil de fotos disponible en España en Google Play y Apple, está haciendo algo que puede que los usuarios no hayan tenido en cuenta al descargarla: recopilar toda clase de datos, incluidos la localización, la lectura, cambio y borrado de datos de la memoria de teléfono, el número de IMEI (identificador único para los teléfonos), entre otros.

El estudio “Consumer Security Risks Survey”, llevado a cabo por Kaspersky Lab y B2B Internacional, revela el auténtico coste que estos ataques representan para los usuarios de Internet, y cuan lucrativos se han convertido para los cibercriminales. Más de la mitad de los usuarios españoles (52%) no pudieron recuperar nada, o casi nada, del dinero conseguido por los cibercriminales. El 45% de los usuarios cree que sus bancos les reembolsarán las sumas robadas sin en caso de ser víctimas de un cibercrimen. Aunque el 81% de los españoles realiza operaciones financieras online, y el 44% almacena datos financieros de algún tipo en sus dispositivos, sólo el 60% cuenta con protección.
  • 1