iymagazine.es


    16 de agosto de 2019

vida sana

xiste un eterno debate sobre los desajustes que los cambios horarios pueden producir en nuestro organismo. Según el doctor Eduard Estivill, “la hora perdida en el cambio de horario primaveral puede provocar pequeños trastornos de salud, sobre todo en nuestro ritmo de vigilia y sueño”. Estos desajustes se unen al problema de sueño estructural que padece la sociedad española: según el experto, un 70% de la población tendrá o tiene problemas para conciliar el sueño en algun momento de su vida.

Según afirma María Javier Ramírez, catedrática de Farmacología de la Universidad de Navarra e investigadora de esta enfermedad desde hace 20 años, “los últimos estudios epidemiológicos señalan que la enfermedad podría comenzar a desarrollarse sin dar síntomas alrededor de los 50 años, y por tanto, una vida saludable a partir de esa etapa de la vida podría reducir el riesgo de padecerla”.

  • 1