iymagazine.es


    17 de agosto de 2019

investigación salud

Investigadores de los Departamentos de Ciencias Biomédicas y de Farmacia de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche y Valencia, en colaboración con el Centro de Investigación Príncipe Felipe y la Universidad de Valencia, han evaluado el potencial efecto negativo para el desarrollo embrionario de una micotoxina, la Ocratoxina A, presente en alimentos como los cereales y sus derivados. Su estudio, el primero en emplear una línea celular humana in vitro para evaluar sus efectos, ha sido publicado en una edición especial de la revista científica internacional Toxins. Ya en estudios previos, miembros de este equipo investigador habían evaluado los efectos nocivos de esta misma micotoxina sobre la capacidad neurorregenerativa del cerebro adulto.

Según explica la profesora del departamento de Farmacia de la CEU UCH e investigadora principal, María Ángeles García Esparza, “la Ocratoxina A es una micotoxina producida por diferentes especies de hongos de los géneros Aspergillus y Penicillium, que está presente en alimentos comunes de la dieta humana y animal, sobre todo en los cereales, pero también en el café, el cacao, la cerveza, la uva y el vino, o en la carne de animales que han consumido cereales con esta micotoxina”. Hasta ahora, la mayor parte de los estudios sobre la Ocratoxina A se habían centrado en estudiar su relación con patologías renales, pero muy pocas investigaciones han evaluado sus efectos sobre el desarrollo embrionario. “Este estudio es el primero en emplear un modelo celular humano in vitro, más fiable aún para determinar la toxicidad en humanos que los modelos experimentales animales”, destaca la profesora de la CEU UCH.

Efectos en el desarrollo embrionario

Miembros del equipo investigador publicaron en Journal of Applied Toxicology, la toxicidad de la Ocratoxina A en el proceso de neurorregeneración del cerebro adulto, evaluando su efecto sobre células neuronales en modelos animales de carácter experimental. En este nuevo estudio, se ha diseñado un modelo de evaluación de la toxicidad de la Ocratoxina A en una línea celular humana, mediante cultivos in vitro, para evaluar su impacto en las primeras fases del desarrollo embrionario. “Los resultados confirman que la presencia de esta micotoxina afecta a la supervivencia y reduce la proliferación de las células humanas en fase embrionaria”, destaca la doctora García Esparza, profesora de la CEU UCH.

“En el estudio –añade- también hemos observado los efectos negativos de la Ocratoxina A en la apoptosis, el proceso que favorece la destrucción de las células dañadas y que es clave para el correcto desarrollo embrionario. Además, la presencia de esta micotoxina también incrementa el estrés oxidativo, lo que afecta a la viabilidad de las células y produce daños en su ADN”. El estudio, publicado en Toxins, confirma los resultados de investigaciones precedentes realizadas en modelos experimentales animales en estas dos dimensiones, pero, según destaca la profesora de la CEU UCH “es el primero en analizar los efectos de la Ocratoxina A en un modelo celular humano prenatal in vitro, demostrando la gravedad de los efectos tóxicos descritos en las fases tempranas del desarrollo embrionario”.

Equipo investigador

El equipo investigador ha estado integrado por los profesores de los Departamentos de Farmacia y Ciencias Biomédicas de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU UCH) en Elche y Valencia María Ángeles García Esparza, José Miguel Soria e Ivan Zipancic, que han contado con la colaboración de Slaven Erceg, Francisco Javier Rodriìguez y Mariìa Amparo Peìrez Aragoì, del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia; y Misericordia Jimeìnez y Eva María Mateo, de la Universitat de València (UV).

La investigación ha contado con financiación del programa de Ayudas a la Consolidación de Indicadores en Investigación del Programa Banco Santander-Universidad CEU Cardenal Herrera, concedida a los investigadores García Esparza y Soria, y con financiación del Ministerio de Economía y Competitividad, otorgada a la investigadora de la UV Misericordia Jiménez.

El artículo “Assessment of Toxic Effects of Ochratoxin A in Human Embryonic Stem Cells” ha sido publicado en una edición especial de la revista Toxins, de primer cuartil, dedicado a los efectos toxicológicos de las micotoxinas en células.

En el Instituto Tecnológico de Auckland (Nueva Zelanda), el grupo Biomat de la UPV/EHU ha creado, mediante una impresora 3D, prótesis de gelatina para ayudar a la regeneración de tejidos. La impresora permite adaptar la prótesis a las necesidades exactas del paciente, y la composición también puede incluir los componentes necesarios. En esta investigación, por ejemplo, han añadido dexametasona como antiinflamatorio y lactosa como agente reticulante, para dar mayor estabilidad al biomaterial en entornos acuosos.

Investigadores de los Departamentos de Fisioterapia, Medicina y Cirugía de la Universidad CEU Cardenal Herrera han desarrollado y testado con éxito, por primera vez, una terapia miofascial pionera para el tratamiento de la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Su estudio ha demostrado que la aplicación de la terapia manual diseñada para la relajación de la fascia en el área del diafragma reduce los síntomas del reflujo gástrico y el consumo de fármacos para aliviarlos, mejorando así la calidad de vida de los pacientes participantes en el ensayo clínico hasta un mes después de la aplicación de la terapia.

Investigadores de la UPV/EHU han desarrollado un dispositivo biomédico de inmunoaislamiento celular con capacidad para ser rastreado una vez implantado en el organismo.

Un equipo internacional de investigadores, liderado por la Universidad de Granada (UGR), ha logrado aislar un compuesto con actividad frente a la acondroplasia a partir de compuestos bioactivos presentes en el cacao

Creado por investigadores de la UPV/EHU, se compone de nanofibras de un polímero biodegradable, Aloe vera y nanopartículas lipídicas

Un grupo de investigadores liderado por la Universidad de Granada junto a la empresa granadina REGEMAT 3D, ha publicado un novedoso proceso de impresión llamado ‘VbV’ (del inglés Volume-by-Volumebiofabrication) o biofabricación volumen a volumen,que ayuda a superar los problemas que surgen cuando se trabaja en bioimpresión 3D con termoplásticos a altas temperaturas.

Un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid han desarrollado un proyecto que permite estudiar la capacidad de regeneración ósea de células madre implantadas en el lecho alveolar dental después de una extracción.

Un nuevo estudio del Proyecto ZARADEMP ha documentado que la ansiedad “clínicamente significativa” aumenta casi tres veces el riesgo de demencias (denominados ahora “trastornos neurocognitivos mayores” por la American Psychiatric Association).

Investigadores de la Universidad de Granada demuestran que aquellas personas que practican este deporte de manera habitual presentan un mejor rendimiento en distintas habilidades visuales, como la función acomodativa y binocular, la capacidad de discriminación visual (halometría) o la coordinación ojo-mano

Dormir sobre el lado izquierdo facilita la irrigación sanguínea y el paso de flujos gástricos, dormir boca arriba es saludable para la espalda y dormir boca abajo presenta más inconvenientes que ventajas para la salud.

Investigadores del BIFI participan en este hallazgo internacional con implicaciones en patologías relacionadas con alteraciones de los niveles de glucosa en el organismo

¿Qué ocurre cuando el hígado no responde de una forma lógica a estados de ayuno o alimentación? Cuando esto sucede se originan patologías como la obesidad, hígado graso, diabetes o problemas cardiovasculares.

Se ha conseguido en laboratorio mejorar los síntomas en la fase crónica de la enfermedad, al favorecer la reparación del tejido nervioso, el reto ahora es avanzar con la investigación en humanos. Este descubrimiento es fruto del trabajo de un consorcio internacional liderado en Euskadi desde la UPV/EHU y el centro Achucarro, junto a personal de ciberNed y el CIC biomaGUNE.

Un estudio demuestra la relación entre ingerir alimentos con carbohidratos de un elevado índice glucémico, -como los cereales refinados, el pan y las pastas blancas y los dulces- y un mayor riesgo de sufrir una fractura osteoporótica