iymagazine.es
¡Tengo un proyecto! Y ahora… ¿Cómo lo financio?

¡Tengo un proyecto! Y ahora… ¿Cómo lo financio?

sábado 11 de enero de 2020, 13:42h

Hoy en día, la creación de nuevas empresas es un reto, y muchas ideas mueren en la orilla por falta del soporte financiero necesario, uno de los factores fundamentales en el lanzamiento de la compañía. Tampoco son de gran ayuda la inestabilidad política que asusta tanto al sector bancario a la hora de la solicitud de financiación.

En este artículo vamos a hablaros de las distintas alternativas de financiación, más allá de la banca tradicional. Empresas como DGF, son capaces de ofrecer alternativas como el descuento de pagarés o el factoring.

Para constituir la empresa que ponga en marcha la idea, o bien se cuenta con una fuente de financiación propia, como el capital social, amortizaciones, reservas propias o incluso las aportaciones de los propios socios ya que estos son, a su vez, los acreedores, o se debe ir a la búsqueda de financiación externa con créditos y préstamos que se realizan por parte de entidades bancarias y que conllevan unos intereses a devolver en un plazo estipulado.

En estos principios de año vemos las infinitas rondas de financiación, tanto a nivel nacional como internacional, de aquellas startups que buscan, fuera incluso de la banca, a aquellos fondos y business angels que arriesguen su capital en proyectos tan ilusionantes como arriesgados, pero en éste, en el riesgo está el éxito. El dato lo tenemos en Netflix, una inversión en la plataforma de streaming de 1.000 dólares hace 10 años ahora sobrepasa en capitalización los 41.000 dólares, siempre debe haber atrevidos sin miedo al precipicio que amparen proyectos que finalmente repercuten ya no solo a la propia empresa sino a toda la sociedad y su progreso y transformación.

La banca está dejando de ser la solución y el apoyo, los créditos a empresas de reciente constitución suponen aproximadamente el 67% de su pasivo, por lo que la conclusión es fácil, tenemos una situación de frenazo económico que dificulta aún más el acceso al crédito, ya que la mayoría de las empresas españolas está constituida por pequeñas y medianas empresas, con un menor respaldo económico que las grandes corporaciones y multinacionales.

A nivel bancario, la fórmula del crédito se está quedando obsoleta ya que existen muchas dificultades para acceder a un préstamo o a una apertura de una línea bancaria. Los bancos siguen con el grifo cerrado y, constantemente, tienen que inyectar a los bancos para sanear los balances.

Pero no vamos a desesperar, y debemos conocer que hay más que interesantes fórmulas alternativas al crédito bancario para conseguir la necesaria liquidez, sin depender en su totalidad de una entidad bancaria. Las más conocidas son el confirming, el factoring y el descuento de pagarés.

Las ventajas de estas frente a los préstamos bancarios, entre otras, es su atención a necesidades específicas en cada momento junto con la obtención de liquidez inmediata, confirmando por tanto una solución eficaz.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de IyMagazine

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.