iymagazine.es
Beneficios que quizás no sabías de la homeopatía
Ampliar

Beneficios que quizás no sabías de la homeopatía

viernes 18 de septiembre de 2020, 11:13h

La homeopatía ha experimentado en los últimos años un notable crecimiento. Muchas personas recurren a este sistema de medicina alternativa como herramienta terapéutica complementaria al sistema de salud común y refieren buenos resultados y mejoras.

El término homeopatía suele hacer referencia tanto al método terapéutico que utiliza medicamentos homeopáticos como, en general, a los propios medicamentos homeopáticos. La RAE define a la homeopatía como un “sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían al hombre sano síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir”.

La homeopatía es un sistema de medicina alternativa basada en una premisa que formuló, hace más de doscientos años, el médico alemán Samuel Hahneman: "Lo similar cura lo similar". Por eso, se caracteriza por utilizar preparados altamente diluidos para crear los mismos síntomas que sufre el paciente enfermo. La homeopatía funciona generando reacciones de adaptación en el organismo, que le ayudan a regularse y repararse.

Los tres principios de la homeopatía

La homeopatía se sustenta en tres principios:

- Similitud: las enfermedades pueden curarse por sustancias que producen, en las personas sanas, efectos semejantes a los síntomas manifestados por el paciente. Se ha constatado que a menudo hay un paralelismo entre los efectos tóxicos y los efectos terapéuticos de una sustancia medicinal. Un ejemplo conocido es el de la planta de la Belladona. Desde hace mucho tiempo se sabe que produce una sequedad intensa de las mucosas, congestión, enrojecimiento del rostro y estados febriles. La homeopatía utiliza los principios activos homeopáticos elaborados a partir de la belladona en el tratamiento de pacientes con fiebre elevada, sudoración o sequedad en las mucosas.

- Uso de altas diluciones: la homeopatía aprovecha los efectos terapéuticos de las sustancias, pero a la vez debe reducir su toxicidad. Para lograrlo, los principios activos se someten a un proceso de diluciones y agitaciones estandarizadas sucesivas, con la finalidad de ajustar el grado de dilución al tipo de enfermedad y al modo de enfermar del paciente.

- Individualización del tratamiento: los medicamentos homeopáticos, sobre todo en tratamientos crónicos, se prescriben según un análisis minucioso e individualizado que realiza el médico homeópata al paciente. La homeopatía entiende la enfermedad en el contexto vital de una persona y respeta y utiliza la sensibilidad, la forma personal de reaccionar de cada enfermo, considerado bajo el ángulo de su unidad psicosomática particular. No es lo mismo un paciente mayormente sedentario que aquellos que hacen deporte con regularidad. Cada paciente tiene sus propias características basadas en sus circunstancias vitales.

Beneficios no tan conocidos de la homeopatía

Como decíamos al comienzo, se trata de un sistema que ha ganado gran popularidad en los últimos años. Según el estudio Percepciones sobre Salud y homeopatía en la población española, elaborado por el laboratorio farmacéutico Boiron en 2016, el 32% de los españoles ha tomado medicamentos homeopáticos o se los ha dado a sus hijos en alguna ocasión. El estudio se basó en la realización de entrevistas online a una muestra de más de 3.000 personas mayores de 18 años.

Esa misma encuesta reveló que el 72% de los españoles ha oído hablar de este método terapéutico, porcentaje que asciende en el caso de las mujeres que muestran tener un conocimiento más alto de la homeopatía.

Sin embargo, y a pesar de esta popularidad, aún hay muchos aspectos desconocidos para la mayoría.

¿Sabías que la homeopatía puede aportar mucho, por ejemplo, al tratamiento de los problemas de piel? En la infancia, muchos problemas de salud frecuentes se manifiestan en la piel, y en la mayoría de ellos los medicamentos homeopáticos son una buena opción por su efectividad y seguridad. Por ejemplo, la dermatitis atópica, el molusco contagioso (sobre todo cuando las lesiones son múltiples o recidivantes) y la dermatitis del pañal son problemas dermatológicos que responden a los tratamientos homeopáticos, según explica el doctor José Ignacio Torres en el blog www.hablandodehomeopatia.com.

Lo mismo ocurre con diversos tipos de eccema, psoriasis, herpes labial o genital recidivante, herpes zoster, micosis cutáneas, alopecia areata, dishidrosis palmo plantar. “Podemos prescribir medicamentos homeopáticos en el acné y la rosácea de forma aislada o complementando a los tratamientos convencionales”, añade el doctor, que también ha resuelto problemas de picores: “El picor, con o sin lesiones, es frecuentemente una expresión no solo de problemas en la piel sino de conflictos psíquicos, de estrés laboral, familiar o de cualquier otro tipo. Y reconocerlo es un modo adecuado de proponer un tratamiento no solo sintomático, que es lo que habitualmente hacemos, sino curativo”.

La homeopatía también puede ser muy beneficiosa en periodo de lactancia. El embarazo y lactancia materna son periodos en los que la utilización de medicamentos puede influenciar en el desarrollo fetal o ya en el periodo de vida extrauterina. Por eso debemos asegurarnos de que los medicamentos que demos a la mujer embarazada o a la mamá en lactancia sean seguros. El doctor Alberto Sacristán, presidente de la Asamblea Nacional de Homeopatía en España, recomienda que, en caso de mastitis, se prescriba Apis (si hay edema), Belladona (inflamación e ingurgitación mamaria), Phytolacca, Rana bufo, Pyrogenium (con fiebre)…

Son solo dos ejemplos de aplicación de este sistema de medicina alternativa holístico. La homeopatía es parte de una medicina integrativa que entiende al ser humano en toda su dimensión y que se ocupa de valorarlo y tenerlo en cuenta a la hora de comprender el origen de la enfermedad y el sufrimiento de cada paciente, y a la hora de indicar el tratamiento más adecuado.

Si nunca te has tratado con homeopatía y estás pensando en hacerlo, nuestra recomendación es que acudas a un médico especialista en homeopatía titulado, para que precisamente pueda estudiar tu caso y prescribirte el tratamiento más eficaz, combinando las terapias que considere oportunas para tu caso. Otra ventaja de la homeopatía es que además de sola, también puede utilizarse en combinación con otros tratamientos ya que no provoca interacciones entre unos y otros.

Valora esta noticia
4
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios